Chile cl header

Acercarse a la historia: ciclo de documentales emblemáticos

Berlin, 13 de noviembre 2017. Una manera de acercarse a la historia reciente de un país es por la cinematografía. Varios directores chilenos optaron por el documental para hablar de la memoria de los años 70 y 80 del siglo pasado y de lo que sucedió durante la dictadura. A partir de este viernes 17 de noviembre (hasta el 24) la Embajada realizará su “ciclo de cine”, presentando los documentales más emblemáticos en la “Sala Chile”, con entrada gratuita y subtítulos en inglés.

El ciclo será inaugurado por Carlos Flores, Director del Festival Internacional 2017 de Documentales de Santiago (FIDOCS) y el director Sebastián Moreno, el viernes a las 19:00 horas. En esta ocasión, se presentará la primera película de la serie, “La Once”(2014), dirigida por Maite Alberdi, que se presentará el viernes, 17 de noviembre, a las 19:00 horas en la Embajada. Este documental se centra en cinco mujeres de avanzada edad, quienes desde hace 60 años, sagradamente, se juntan a tomar el té una vez al mes, comentan la actualidad y evocando el pasado común.

El sábado 18 de noviembre, a las 17:00 horas, se estrenará “El viento sabe que vuelvo a casa” (2016, José Luis Torres). Cuenta de las vivencias del documentalista Ignacio Agüero quién prepara su primer largometraje de ficción, a comienzos de los 80, en la región de Chiloé, donde una joven pareja de novios desparece en los bosques de la isla Meulín sin dejar rastro alguno.

El mismo día, a las 19:00 horas, se estrenará “Crónica de un comité” (José Luis Sepúlveda, 2014) – obra que muestra los objetivos y metas del comité solidario-político formado tras la muerte de Manuel Gutiérrez, un joven de 16 años que murió por el disparo de un carabinero, al lado de Gerson, su hermano minusválido, durante una noche de protesta. La producción se centra en las experiencias de vida, sentimientos y reflexiones de la familia de Manuel Gutiérrez, sobre todo de su hermano Gerson. Junto a ello, se muestran fragmentos de acciones públicas y vivencias cotidianas de algunos integrantes de la organización, especialmente, del dirigente Miguel Fonseca.

En “Guerrero”(Sebastián Moreno, 2017, miércoles 22, a las 19:00 horas), el director crea un diálogo entre el presente y el pasado de Chile, a través de la figura de Manuel Guerrero Antequera, quien, a los 14 años, se transformó en una figura política y símbolo de la resistencia a la dictadura al convertirse en un líder estudiantil y vocero de la oposición, luego de la muerte de su padre. Mezclando material de archivo con imágenes actuales, el documental acompaña a Manuel Guerrero a visitar aquellos lugares donde estuvo exiliado en su niñez con su familia, y más adelante, en la adolescencia.

Durante el período de la dictadura de Pinochet, un grupo de chilenos fotografió las protestas y la sociedad chilena en sus más variadas facetas. Este grupo protagoniza la obra “La ciudad de los fotógrafos” (2015), también dirigido por Sebastián Moreno (jueves 23 de noviembre, a las 19:00 horas). En la calle, al ritmo de las protestas, estos fotógrafos se formaron y crearon un lenguaje político. Para ellos, fotografiar fue una práctica de libertad, un intento de supervivencia, una alternativa para poder seguir viviendo. Ellos representan el pasado de Chile y la metamorfosis de la sociedad chilena.

 

El mismo día 23, se puede ver otra película, por el mismo director, Sebastián Moreno, titulado “Habeas Corpus”, a las 16:00 horas. Tras el golpe militar de 1973, los funcionarios de la Vicaría de la Solidaridad inician el arriesgado camino de salvar la vida de los perseguidos y de buscar el destino de los detenidos. Con el tiempo, comprendieron que existía una política de exterminio contra los disidentes y que, para descifrar su modo de funcionamiento y sus responsables directos, debían convertirse en un sofisticado equipo de inteligencia.

El viernes 24, a las 19:00 horas, se presentará “El botón de nacar” (2015) que fue premiado en el festival de la Berlinale con un oso de plata. En esta obra, director Patricio Gúzman se dedica al tema del océano como memoria de la historia de la humanidad. El mar guarda todas las voces de la tierra y las que vienen desde el espacio. El agua, el límite más largo de Chile, también guarda el secreto de dos misteriosos botones que se encuentran en el fondo

del océano. Chile, con sus 2670 millas de costa y el archipiélago más largo del mundo, contiene también las voces de los indígenas patagones, los primeros marineros ingleses y también los prisioneros políticos.

“Como me da la gana II” (2016) es un remake de “Como me da la gana”, película que el mismo director Ignacio Agüero hizo hace 30 años, en la que interrumpía los rodajes de quienes estaban haciendo películas para preguntarles qué sentido tenía filmar bajo la dictadura de Pinochet. Hoy, cuando se hacen muchas películas en Chile que circulan exitosamente por el mundo, Agüero interrumpe los rodajes para preguntarles cuál es la esencia cinematográfica de sus producciones. El film incluye materiales de archivo casero del director. Es una película sobre la pasión de filmar, sobre el misterio de lo cinematográfico, al final una película que eleva al cine a la gran altura de la infancia.

Last not least: En la película “Robar a Rodin” (2017, por Cristóbal Valenzuela, que se presentará el martes 21, a las 19:00 horas), se trata de una mañana de junio de 2005, cuando los guardias del Museo Nacional de Bellas Artes de Chile, notaron que una millonaria escultura de Auguste Rodin, había sido robada. 24 horas después del suceso un tímido estudiante de arte regresa la pieza argumentando que la había robado como parte de un proyecto artístico. “Robar a Rodin” es un documental sobre los dilemas del arte, que entrelaza la figura de uno de los más famosos artistas modernos europeos con uno de los más desconocidos artistas chilenos contemporáneos.

El proyecto “ciclo de cine” cuenta con el auspicio de la Dirección de Asuntos Culturales del Ministerio de relaciones exteriores de Chile (DIRAC). La entrada es gratuita.

Botschaft von Chile, Sala Chile (Planta Baja), Mohrenstr. 42, 10117 Berlin. Estaci¿on de U-Bahn Stadtmitte y Hausvogteiplatz.